martes, 21 de julio de 2015

Tarjeta de cliente en nuestro centro de belleza Sizare Fuenlabrada

¿Conoces nuestra tarjeta de cliente?

A todos nuestros clientes, en su primera visita, se les hace entrega de la tarjeta de cliente Sizare. La tarjeta es personal y con ella disfrutarás de descuentos variables dependiendo del importe de tus compras.



Cada vez que nos visites y te hagas un tratamiento o compres cualquier producto anotaremos el importe en tu tarjeta. Cuando lleves diez visitas sumamos el importe total y para la siguiente visita te descontamos el 5% de esta cantidad.

Por ejemplo, si en las diez visitas has gastado 600€ en la onceava visita tendrás acumulados 30€ que te descontaremos del servicio que te hagas o del producto que adquieras. Y si el importe del servicio que disfrutes es menor que la cantidad acumulada en el descuento, te guardamos la diferencia para la siguiente vez que vengas. ¡NO LO PIERDES!

Nuestra tarjeta no tiene compromisos. Vienes cuando te apetezca y gastas lo que necesitas, sin mínimos ni caducidad. Cuando termines una tarjeta, te damos otra.


Reserva tu cita el teléfono 912 089 695, por WhatsApp en el 688 927 060 o por correo electrónico en centrobelleza@sizare.com

También puedes visitar nuestra web

martes, 14 de julio de 2015

En el blog Mil Caprichos, María Sánchez hace un interesante repaso sobre las comunidades en Google Plus. Ha tenido la deferencia de contar con nosotros a la hora de plantear unas preguntas desde nuestra experiencia con esta plataforma.


martes, 7 de julio de 2015

El Sunburn Art es peligroso

Tomad el Sol, con precaución y sin hacer locuras.
Se ha puesto de moda el Sunburn Art, una nueva forma de "tatuarse" la piel colocando una plantilla sobre la zona a decorar, a modo de estarcido, y exponiéndose a los rayos del Sol durante más horas de las debidas para que se quede marcado el diseño.


Esto es una locura, y más sin protección. Lo mínimo que puede pasar es que te quemes la piel y lo peor que te salga un melanoma.
Utiliza protección solar siempre. No te expongas al Sol en periodos prolongados. Ponerse como una gamba no es gracioso, es un peligro.
Puedes leer más: