miércoles, 25 de febrero de 2015

Un tratamiento casero para las espinillas


Pela una manzana y usa una batidora para mezclarla con una rodaja de melón (sin la piel). Añade una cucharada sopera de avena y mézclalo todo para formar una pasta homogénea.

Aplícate la mezcla en el rostro limpio y déjalo actuar unos 10 minutos. Para acabar aclárate el rostro con agua tibia. Puedes hacerte este tratamiento una vez a la semana, verás como te mejora la piel.

Otros consejos para la piel: