jueves, 28 de noviembre de 2013

¿Cómo tratar las durezas de los pies?


Para mejorar las durezas de los pies sólo necesitas una cebolla y un poco de sal.

Parte una cebolla por la mitad, haz un hueco en el centro y rellenala con sal. Déjalo en reposo unas cinco horas y después aplica la mezcla sobre las durezas con ayuda de un pincel. Veras como las durezas van desapareciendo.

Otros trucos relacionados: