martes, 10 de septiembre de 2013

¿Te Has Echado Demasiado Perfume?


¿Te has echado demasiado perfume? El remedio es muy sencillo. Frótate la parte de la piel donde te has echado el perfume con un algodón empapado en alcohol. El alcohol restará olor a la esencia sin alterarla.

Otros trucos relacionados: