lunes, 23 de septiembre de 2013

Cómo combatir el acné con leche y sal

Haz una pasta con leche y sal y mézclalos hasta que la consistencia de la pasta sea más ligera que una papilla, ni líquida ni excesivamente espesa.

Aplica la pasta sobre cada uno de los granos; déjala actuar diez minutos y luego límpiate con agua fresca. Repite todos los días hasta que desaparezcan los granitos.



También puedes leer los siguientes trucos en nuestro blog sobre el acné: