jueves, 25 de julio de 2013

Un truco casero para los labios agrietados


¿Labios agrietados? Hazte un tratamiento casero muy fácil. Una cucharilla de aceite de oliva, una de miel y dos cucharaditas de azúcar blanco. Échale un chorro de zumo de limón y haz una pasta con todo ello.

Aplícatela haciendo un pequeño masaje sobre los labios durante 3 minutos. Después aclárate los labiso con un algodón mojado en agua. ¡Tus labios se quedarán perfectos y sedosos!

Otros trucos relacionados: