miércoles, 3 de abril de 2013

Un tratamiento casero para el acné


Coge una aspirina (ácido acetilsalicílico) y machácala junto a un par de gotas de agua hasta formar una pasta fina y viscosa.

Aplícate la mezcla en las zonas problemáticas, déjala actuar durante 10 minutos y aclara usando agua tibia. Verás como te reduce el hinchazón y el enrojecimiento de los granos o quistes.

Otros trucos relacionados: