miércoles, 13 de febrero de 2013

Echate perfume en las rodillas y en los tobillos

Todas sabemos que debemos perfumar el interior de las muñecas, detrás de las orejas, el escote, etc. Pero muy pocas caemos en la cuenta de perfumarnos por detrás de las rodillas y los tobillos.

La parte de atrás de las rodillas y los tobillos también son partes móviles, que desprenden calor y pulsaciones; pero, además, como las fragancias tienden a subir, perfumarte en esos puntos hará que el aroma dure más.