martes, 13 de noviembre de 2012

Truco para perder peso. Controla la densidad de lo que comes

Un truco para perder peso es comer alimentos de una densidad calórica menor o igual a dos.

La densidad calórica la puedes calcular muy facilmente dividiendo las calorias por el peso en gramos de la ración que te vas a comer. Por ejemplo, el muslo de pollo tiene 110Kcal por cada 100gr; es decir, una densidad de 1,1 por lo tanto entra dentro de la categoría de alimentos que podríamos comer. Sin embargo el pato asado tiene 320Kcal por cada 100gr; es decir, una densidad de 3,2 y, por lo tanto, es uno de los alimentos que deberíamos evitar.

Trucos relacionados: