viernes, 1 de junio de 2012

Como aplicar frio o calor a una zona de tu cuerpo


Cuando apliquemos frío en una zona, por ejemplo los pies por una inflamación, nunca superaremos los 10 minutos. Descansaremos unas horas antes de volver a repetir la operación.

Si aplicamos calor en una zona de dolor, por ejemplo espalda o riñones, no superaremos los 15 minutos. Descansaremos y volveremos a repetir la aplicación después de una horas.