martes, 31 de enero de 2012

Aceites esenciales vs aceites vegetales ¿Cuál es la diferencia?

Aunque ambos se llaman “aceites” no tienen nada en común químicamente hablando. Ambos son extraídos de la naturaleza pero un aceite esencial no es un “aceite”, se llaman así por su aspecto oleoso que tienen.

Es fácil comprobar que los aceites esenciales son mucho más líquidos que los aceites vegetales. Cada aceite, vegetal o esencial, tiene una identidad, un aroma y unas características propias. Cuando los aceites se mezclan unos con otros también se están mezclando sus beneficios.

Aceites esenciales. Foto de La Ardilla Jabonera
Los aceites esenciales
  • Se extraen de distintas partes de la plantas y árboles aromáticos
  • Se obtienen principalmente por destilación por corriente de vapor
  • Tienen propiedades terapéuticas muy diversas; pueden ser antisépticos, calmantes, tonificantes, relajantes, etc
  • No son miscibles en agua en cambio son liposolubles, por esos es importante mezclarlos con aceites vegetales
  • Son muy volátiles


Proceso de destilación de un aceite esencial
Los aceites vegetales:
  • Su textura es oleosa
  • Se extraen principalmente de frutos seco y semillas
  • Se obtienen por primera presión en frío y suelen ser vírgenes
  • Tienen propiedades nutritivas, protectoras, suavizantes y regeneradoras de la piel. Suelen contener numerosas vitaminas
  • Se usan como base para diluir los aceites esenciales o solos, como tratamientos de belleza
  • Penetran muy bien a través de la piel, dependiendo del tipo de aceite también la velocidad de absorción
  • En Aromaterapia también se les llama aceites “fijos”, “porteadores” o ”aceites grasos”

Prensa de aceite usada por los romanos. Imagen de Sabor Artesano
¿Que es un aceite prensado en frío? 
Un aceite prensado en frío es aquel que conserva sus mismas propiedades biológicas (valore nutritivos, medicinales, etcétera) que tenia cuando se encontraba en su forma original, que es la semilla o el fruto. 

En la antigüedad, todos los aceites eran prensados en frío y por lo mismo todos fueron siempre reconsiderados muy valiosos en aplicaciones medicinales, usados incluso como sustancias para el culto, para ungir a sacerdotes y reyes, o como portador del espíritu, así como en la extremaunción para acompañar el retorno al mundo espiritual.

Fue a partir de la revolución industrial que se fueron empleando métodos de extracción de aceites cada vez más sofisticados, calentando las semillas y lavándolas con disolventes derivados del petróleo, se fueron lograron altos niveles de rendimiento y, por consiguiente, el abaratamiento del aceite.